El inicio de la Calamidad - [Libre]

Ir abajo

El inicio de la Calamidad - [Libre]

Mensaje por Shiki Dragmire el Sáb Mayo 25, 2013 3:18 pm

El día había iniciado con total naturalidad en la Arboleda, lugar de los Sylvari. El sol brillaba con fuerza aumentando el esplendor de la naturaleza del lugar. Básicamente parecía que hoy les esperaba un día tranquilo, aunque nadie podía estar seguro mientras fuerzas enemigas y terriblemente poderosas estaban en su despertar tras un largo letargo, y era por eso que muchos entrenaban con mucho esfuerzo, demostraban valor y honor y protegían tanto a los suyos como el hogar en sí. Podían haber muchas causas por aquella determinación, pero todas llegaban al mismo objetivo y la misma razón. Algunos se interesaban por proteger lo que era importante para ellos, otros solo buscaban honor, otros fama y poder, hasta otros que solo lo hacían por diversión. A pesar de estas claras diferencias, tarde o temprano todos los habitantes de Tyria se verían envueltos en una gran lucha contra los grandes dragones recién despertados.

Cerca de uno de los pequeños lagos de la Arboleda y alejado de toda muchedumbre que había, varios demonios -que a simple vista daban grima- iban paseando y dando vueltas, exactamente eran unos cuatro, uno de apariencia algo dudosa algo redondeado el cual se componía de órganos visibles y una columna vertebral que acababa en una especie de cola iba flotando conjuntamente a un demonio compuesto prácticamente solo por huesos y tonos rojizos en ellos que iba caminando con cierto parecido a una araña -aunque éste solo tenía 4 patas-, otro curioso demonio era una sombra esférica con varias luces sospechosas que aparentaban ser sus ojos. Finalmente y más vistoso, les seguía un Gólem de carne que caminaba sobre sus dos patas y tenía una apariencia más humana, éste de sobras parecía ser el más fuerte al ser mucho más grande. Dieron un par de vueltas mirando a los alrededores para luego mirarse entre ellos y dirigirse hacia un árbol algo resecado, en donde sobre una rama se encontraba una Sylvari -bastante extraña- sentada, mirando hacia el horizonte, para luego desviar su mirada oscura -completamente negra, exceptuando una esfera roja carmesí a base de iris- hacia los recién llegados demonios, quienes se habían quedado mirando a la Nigromante.
-... Así que ya habéis vuelto. Decidme, ¿hay alguna novedad por allí? -dijo abajando la mirada, mirando de reojo a los demonios. Ante esto, el demonio más pequeño de la columna vertebral respondió girándose de lado a lado como si intentara decir que no. Shiki Dragmire cerró los ojos pensativa- Ya veo... -volvió a abrir los ojos para quedarse de nuevo mirando hacia enfrente- ... ¿Que os parece si vamos a ver qué hay por ahí? -ipso facto, se levantó para dar un salto con elegancia y aterrizar en el suelo, ante esto, los cuatro demonios rápidamente se posicionaron detrás de Shiki para seguirla allá a donde fuera.

Tras esto, la Sylvari pelirroja de tez pálida y armadura ligera negra y roja se acercó más a donde se encontraban los demás de su raza, haciendo el día a día, mientras que sus leales siervos le seguían. Iba sin un rumbo fijo, simplemente uno de sus objetivos sería escuchar sobre cualquier cosa que le pudiera interesar y así poder pasar el día, aunque desgraciadamente no había mucha suerte. De repente, algo hizo que la tierra comenzara a temblar levemente con lo cual algunas pocas hojas de los árboles cayeron y los Sylvari se pusieron en guardia, Shiki simplemente se quedó igual. Había sido un leve temblor, aunque era obvio que en algún otro sitio no había sido tan leve. Era seguro, y la Nigromante no habría sido la única que habría llegado a esa conclusión. En cualquier momento un dragón les podría sorprender a todos. Muchos se quedaron boquiabiertos, se encontraban en la situación en que no se veían completamente preparados para lo que pudiera llegar a venir, sabían que aquello estaba cerca, y hasta podría ser que ahora mismo, en aquel momento, alguien esté siendo atacado por aquellas enormes criaturas. Pero, Shiki, una Nigromante que siempre se encontraba al lado de la Muerte misma, estaba mentalmente preparada y sentía que a su vez con sus demonios al lado, podría contra cualquier dragón, hasta si era sola. Su objetivo real estaba muy nublado, solamente se guiaba por el Sueño del cual había nacido. Proteger Tyria. Pero, ¿por qué razón? ¿qué era lo que buscaba?




Spoiler:



( ͡° ͜ʖ ͡°)
avatar
Shiki Dragmire
Admin

Mensajes : 34
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 28/12/2012
Edad : 21
Localización : La Arboleda

Ver perfil de usuario http://guild-wars-2.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.